El rey
Escort conocí en Madrid: Alba y Angela
Valoración de la escort:
Implicación general:
Aprovechando de la promo lesbico de la web y de que mi mujer trabajaba contraté una cita de 3 horas con Alba y Angela.

Tenía ganas de volver a estar con Alba ya que no había estado con ella desde hace un tiempo y le debía una buena follada y Angela, bueno Angela es mi debilidad jajaja.

Llegue unos minutos antes de la hora pactada y pregunté por WhatsApp si podía subir ya. Al recibir respuesta afirmativa llame al timbre y subí al piso. Me abrió la puerta Angela ya que Alba no había aún llegado. Nos besamos con las mismas ganas de siempre y nos fuimos al salón, mientras esperábamos.
Allí me ofreció la bebida y empecé a hacerle pregunta morbosas y contarnos secretos que tenemos entre ella y yo y que nos gusta decirnos porque nos ponen muy cachondos mientras nos miramos, nos tocamos y nos besamos.
Al ver que Alba no llegaba Angela decidió llamarla y Alba le dijo que aún no había salido de casa porque había entendido mal la hora. Tengo que decir que había cambiado la hora de la cita y por eso Alba se había confundido. Así que Alba se fue corriendo para el piso mientras yo y Angela decidimos empezar ya la cita.
Angela se quitó la ropa rapidamente y me ayudo a desvestirme mientras me tocaba. Nos fuimos a la ducha y seguimos besándonos y tocándonos con ganas hasta que Angela se puso de rodillas y empezó a chuparmela. No tardé mucho en correrme y tenía tanto semen que le llene la cara y algún chorro acabó en su pelo. Nos limpiamos, nos secamos y nos fuimos a la cama. La verdad es que siempre acabo corriendome es su cara en la ducha. Nunca le propongo de chuparmela y ella nunca se ofrece aunque creo que los dos sabemos que vamos a acabar así y nos gusta mucho a los dos empezar las citas así.
En la cama seguimos charlando hasta que a la media hora de empezar la cita llegó Alba, nos saludó, me besó, besó a Angela y empezó a desnudarse para meterse en la cama con nosotros. En la cama Angela y Alba empezaron a besarse y a tocarse y a jugar con mi miembro que no tardó a ponerse duro otra vez. Alba se la metió en la boca y empezó a chuparmela y Angela no tardo en unirse. Yo mientras admirabas dos chicas tan jóvenes y tan guapa disfrutando mientras compartían mi polla y me sentí muy afortunado de poder pagarlas para tener sexo con ellas.
Mientras me la chupaban Angela y yo preguntamos a Alba si sabía que habíamos hecho y Alba digo que sí, que había leído mi experiencia y que sabía que había enculado a Angela. Angela dijo que se había quedado con ganas de que se la metiera otra vez en el culo y preguntó a Alba si quería probar ella también. Alba dijo que lo iba a intentar, que pero le daba un poco de reparo por el tamaño de mi polla y que solo lo había hecho una vez en su vida. Angela y yo nos alegramos de que Alba quisiera probar.
Ya era tiempo de follar y pregunté a Alba si tenias ganas de tenerme dentro y ella me dijo que sí. Angela fue a por un condon mientras Alba seguía chupandomela. volvió, me puso el condon y le preguntó a Alba si podía metérsela antes ellas, que tenías muchas ganas. Alba aceptó y Angela se subió encima y empezó a cabalgarme. Mientras tanto Alba nos tocaba y nos besaba pero se notaba que tenías ganas de más. Yo le propuse de meterse en cima de mi boca para que le pudiera lamer el coño al que Angela le propuso de cambiarse. Me cambiaron el condon, Alba subió en cima de mi polla para follarme y Angela subió en cima de mi boca. Mientras yo disfrutaba de sus coños las niñas se besaban y se tocaban entre ellas y de vez en cuando dirigían la mirad hacia mi para que pudiera ver sus caras de placer. Angela además movía el culo para que mi lengua pudiera lamer su ojete y los dos informamos a Alba de lo que estaba pasando.
Lamer el culo de Angela me dio ganas de sexo anal y lo propuse a las chicas.
Decidimos que la primera en recibir mi miembro por el esfínter fuese Angela que ya había practicado sexo anal conmigo, así que Alba pudiera relajarse y ver que podía hacerlo conmigo.
Angela se puso a cuatro patas, me puse el condon y Alba se encargó de lubricarme la polla, mientras Angela se lubricaba el ano. Me metí detrás de Angela y posicione mi pene para que entrara. Después de algunos tentativos sentí que estaba entrando. Fuimos despacio hasta que la tenía entera en su culo. Por fin volvía a estar dentro del precioso trasero de Angela. Alba mientras tanto había mirado la penetración con atención y luxuria. Deje que Angela se adaptase a mi tamaño y empece a follar su culo con ganas. Alba nos besaba y nos tocaba. Y los tres mirábamos al espejo para vernos. Mientras enculaba a Angela dije a Alba de ponerse delante de ella para que le comiera la almeja. Alba propuso ponerse ella a lamer las partes intimas de Angela y así hizo. Esta vez pude entrar mejor en el culo de Angela y disfrute muchísimo del sexo anal con ella y creo que ella también disfruto más, de hecho me animó a seguir follando su culo aunque le dolía un poco. Seguimos un rato más hasta que no pudo más y me pidió sacarla cosa que hice en seguida.
Ya era el turno de Alba de recibir mi polla por el culo y se puso ella también a cuatro patas. Me cambié el condon, nos lubricamos y me metí detrás de ella para entrar. Poco a poco mi polla se hizo hueco dentro de su esfinter. Empece poco a poco a moverme dentro de su culo. Le pregunté si le estaba gustando y ella me dijo que le estaba gustando mucho por el culo así que decidí aumentar el ritmo de la enculada. Angela había asistido a la penetración anal con su clásica mirada de morbo y luego se había posicionado a mi lado mirando hacia el espejo para ver cómo enculaba a Alba, besándome y tocandose. Alba y yo también mirábamos la escena. “Mirad que guapos somos, parece una obra de arte”. Angela asintió mientras Alba estaba demasiado ocupada en disfrutar para contestarme pero seguro que opinaba lo mismo.
Tenía ganas de correrme en el culo de Alba y le pregunté si podía aguantar hasta que me corriera. Ella me dijo que sí. Folle su culo un poco más y me corrí.
Nos fuimos los 3 a la ducha a limpiarnos y otra vez a la cama. Hablamos de varios argumentos hasta que Alba me hizo una pregunta y para contestarle pensé que, mientras yo respondía a la pregunta, Angela me podía chupar la polla y así hizo. Alba se unió en seguida. El pene se puso otra vez lo suficiente duro para penetrarlas, esta vez por delante. Me puse otro condon y me metí entre las piernas de Angela. Entre en ella y empece a follarla. Alba estaba tumbada a su lado besándola y tocándola. Seguí follando Angela hasta que Alba manifestó el deseo de volver a recibir mi miembro dentro de ella. Le dije de ponerse a cuatro patas, me puse detrás de ella, entré y empecé a follarmela con fuerza. Sentí que estaba a punto de correrme y quería correrme en la cara de Alba que no había recibido mi leche en su rostro. Salí de Alba y me puse de pie. Las niñas se fueron corriendo a arrodillarse delante de mí para no perderse mi corrida. Al final no pude eyacular no obstante los esfuerzos de las niñas que me ayudaban chupandomela y masturbandome.
Angela había acabado ya las 3 horas así que se fue a preparar para irse. Nos despedimos con un beso cada uno de ella y nos quedamos una media hora más con Alba que siguió chupandomela para ver si podía finalmente recibir mi esperma en su cara, pero no pudo ser.
Nos fuimos a la ducha, nos vestimos, me despedí también de Alba y me fui a mi casa super contento y muy emocionado de haber podido llenar el culo de dos chicas tan guapas. Eran años que no enculaba a dos niñas así en la misma cita y me alegra mucho de haberlo hecho con ellas.